in

Iván Márquez: forjando la paz como líder de negociaciones

En una sorprendente vuelta de los acontecimientos, el presidente colombiano, Iván Duque, ha declarado oficialmente la muerte del comandante Iván Márquez, exnegociador principal de las FARC, tras un atentado en 2022 que dejó al líder guerrillero gravemente herido. Sin embargo, la historia toma un giro inesperado, ya que Márquez ha resurgido en Venezuela, donde fue acogido por el presidente Maduro y se ha recuperado lo suficiente como para liderar las negociaciones de paz entre su grupo, la Nueva Marquetalia, y el gobierno de Gustavo Petro.

El proceso de paz, llevado a cabo en un hospital en Caracas, fue encabezado por el Comisionado de Paz Otty Patiño, quien asumió el cargo después de Danilo Rueda. Como testigo clave, el embajador de Venezuela en Colombia, Carlos Martínez Mendoza, estuvo presente en la firma del acuerdo, mientras que Cuba se comprometió a ser el país garante del proceso.

El reconocido analista León Valencia, director de la Fundación Paz y Reconciliación, reflexionó sobre la tumultuosa vida de Iván Márquez a lo largo de cuatro décadas de guerra. Desde su participación en las negociaciones de paz en la década de 1980 hasta su retorno a la guerrilla en 2019, Márquez ha enfrentado desafíos extraordinarios, incluyendo intentos de comunicarse con Simón Bolívar a través de sesiones de espiritismo, que resultaron en un episodio surrealista con un infiltrado militar.

A pesar de sobrevivir a múltiples situaciones peligrosas, Márquez ha perdido a muchos de sus compañeros en esta nueva fase de la insurgencia. El texto concluye con la esperanza de que, en esta oportunidad, el líder guerrillero decida abandonar la senda de la guerra y optar por la paz y la vida civil, evitando así más conflictos armados en la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desafíos de seguridad ensombrecen el Carnaval de Barranquilla con 7 homicidios y 700 riñas

Hombre enfrenta cargos por la pérdida de tres hijos y dos mujeres