in

Explorando los orígenes: La evolución de los barrios pioneros en Bogotá

En la metrópolis de Bogotá, capital de Colombia, se extienden 20 localidades que abrazan un total de 1922 barrios, a excepción de la localidad 20 Sumapaz, que se organiza en veredas. No obstante, la historia de la fundación de la ciudad revela un origen distinto al panorama actual de divisiones urbanas. Acompáñenos en un viaje al pasado para descubrir cómo nacieron los primeros barrios de Bogotá.

Aunque carecemos de un acta oficial que certifique la fundación de la ciudad, el 6 de agosto de 1538 se ha aceptado como la fecha en que Bogotá cobró vida. En esta ocasión, el sacerdote fray Domingo de las Casas ofició la primera misa en una modesta iglesia pajiza, erigida en las cercanías de la actual catedral o del actual Parque de Santander. En este día, la región fue bautizada como Nuevo Reino de Granada, y el poblado recibió el nombre de Santa Fe.

En sus primeros días, la ciudad se segmentaba en cuatro parroquias: Santa Bárbara, San Victorino, Las Nieves y La Catedral, consideradas los pioneros “barrios” de la urbe. Estas parroquias no solo ostentaban jurisdicción religiosa, sino también civil, siendo centros administrativos clave para la ciudad.

El año 1774 marcó un hito en la organización urbana de Bogotá. Bajo la orden del virrey Manuel Guirior, la ciudad se dividió en cuatro cuarteles: El Sagrario, La Catedral, San Victorino y Santa Bárbara. Cada cuartel, a su vez, se subdividió en dos barrios, dando origen a los ocho primeros barrios oficiales de la ciudad:

  1. La Catedral: Situado en el centro histórico, alberga la Catedral Primada de Colombia, la Plaza de Bolívar y el Palacio de Nariño.
  2. La Candelaria: Famoso por su arquitectura colonial, este barrio es un ícono cultural de la ciudad.
  3. Santa Bárbara: Reconocido por sus calles empedradas y casas antiguas, mantiene un aire colonial.
  4. Egipto: Nombrado por la iglesia de Nuestra Señora de Egipto, este barrio destaca por su ambiente bohemio.
  5. Belén: Este barrio tradicional alberga la iglesia de San Francisco de Paula y el Museo del Oro.
  6. Las Cruces: Denominado por la iglesia de Las Cruces, sobresale por su arquitectura republicana.
  7. Usaquén: Originalmente un pueblo indígena, se integró a Bogotá en 1954 y conserva su encanto colonial.
  8. San Luis: Ubicado al norte de la ciudad, se distingue por sus extensas zonas verdes.

Hoy en día, Bogotá se erige como una metrópolis con más de 8 millones de habitantes, dividida en 20 localidades, cada una con sus propios barrios y particularidades. A pesar de esta expansión, los primeros barrios aún preservan su encanto histórico y cultural, constituyendo un valioso testimonio del pasado de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La importancia de los bigotes en los gatos y por qué no se deben cortar

La inesperada escena de celos de Rigoberto Urán desatada por la novela de RCN y su impacto en la relación